PARROQUIA EPIFANÍA DEL SEÑOR – Arquitectura

El arquitecto encargado de la construcción de la obra fue Enrique Mardones y Herrero, y es probable que para realizar esta parroquia haya reutilizado el edificio existente de la antigua Escuela Mercedes Guzmán, agregándole el frontón de acceso y la torre con su campanario.

Es un volumen rectangular simple, realizado en muros de adobe y estructura de madera para la techumbre y terminaciones, con ventanales a lo largo de su muro externo y coronado con un techo a dos aguas. En la puerta de entrada se observa el frontón de acceso al estilo neoclásico, el cual se conforma de cuatro pedestales sobre los cuales se ubican columnas de un estilo no muy definido, de las cuales las dos posteriores están adosadas al muro de la iglesia. En estas columnas descansa el frontón triangular que, en su parte central, posee un disco decorativo con la imagen de Jesucristo. Se corona un pequeño tejado a dos aguas. Sobre el frontón se observa un óculo que permite la entrada de luz al interior. A uno de sus lados se encuentra la torre campanil que, siendo un paralelepípedo simple, se puede dividir en tres partes: la parte inferior con una ventana tipo nicho rematado en arco de medio punto moldurada, la parte superior, separada de la inferior por una cornisa decorativa, posee otra ventana rematada en arco de medio punto moldurada. Remata el conjunto el chapitel de forma piramidal de cuatro lados con alero que lo separa de la parte inferior de la torre.

Interiormente, el templo posee una nave con techo adintelado con vigas a la vista rematadas a ambos lados por escuadras decorativas. Sobre la entrada se encuentra el balcón que contiene el órgano. A través de uno de sus muros laterales se abren espacios para ventanas rematadas en arcos de medio punto que dan la luz en el interior, enfrentándose al otro muro lateral que posee nichos donde se colocan altares devocionales.

Existe una separación mediante la nave y el presbiterio mediante un arco rebajado que descansa sobre un pedestal con columna, friso y cornisa. Al lado derecho del altar se ha realizado una extensión con asientos para más feligreses en el caso que se realice alguna otra actividad pastoral.

 

 

 

Comparte!